Archivo para abril, 2013

Iglesias abusadoras, o líderes abusadores

abu

Todos estamos familiarizados con sectas tradicionales como los mormones o los Testigos de Jehová. Sin embargo, hay otros grupos con características de sectas que no encajan en el mismo perfil que las sectas tradicionales. Se los suele llamar “iglesias abusadoras” o aun “sectas basadas en la Biblia”, y aparentan por fuera ser ortodoxas en sus creencias doctrinales. Lo que diferencia a estos grupos o iglesias del cristianismo ortodoxo genuino es su metodología y filosofía del ministerio abusadoras y similares a las sectas.

En su libro Churches That Abuse (Iglesias que abusan), el Dr. Ronald Enroth analiza cuidadosamente varias de estas iglesias en todo Estados Unidos. Revela los métodos sectarios que usan estos grupos y señala varias marcas distintivas de las iglesias abusadoras. A esta altura presentaré brevemente cada una de estas características y a lgunas propias mías. Más adelante trataré cada una de estas características con mayor detalle.

Primero, las iglesias abusadoras tienen un estilo de liderazgo orientado hacia el control. Segundo, los líderes de este tipo de iglesias usan la manipulación para lograr la sumisión total de sus miembros. Tercero, hay un estilo de vida rígido y legalista que involucra numerosos requisitos y detalles minuciosos de la vida diaria. Cuarto, estas iglesias tienden a cambiar de nombre a menudo, especialmente una vez que son expuestos por los medios. Quinto, la desaprobación de otras iglesias es frecuente, porque se consideran superiores a todas las demás iglesias. Sexto, estas iglesias tienen un complejo de persecución y consideran que son perseguidas por el mundo, los medios y otras iglesias cristianas. Séptimo, las iglesias abusadoras apuntan específicamente a los jóvenes adultos de entre dieciocho y veinticinco años de edad. La octava y última señal de las iglesias abusadoras es la gran dificultad que tienen los miembros para salir de estas iglesias, un proceso que suele estar marcado por el dolor social, psicológico o emocional. (más…)

¿Qué es la Sana Doctrina Cristiana?

doctri

La respuesta que demos a esta interrogante, puede hacer que nuestras vidas se muevan dentro o fuera de la perfecta voluntad de Dios (Salmo 25:4) de allí que es impostergable que pensemos en ello y demos una respuesta clara y basada en la verdad. El término SANO está estrechamente relacionado con el concepto de SALUD , y alguien que disfruta de salud se encuentra saludable, libre de enfermedad, también con las ideas de no contaminado ni adulterado, por lo que disfruta de bienestar completo, que como organismo vivo funciona bien, cumpliendo con todas sus funciones vitales.

El concepto de DOCTRINA, se explica en palabras sencillas entendiéndolo como ENSEÑANZA, que es el proceso de instruir o dar conocimiento sobre un tema en forma metódica y ordenada; permítanme ampliarlo un poco más; la enseñanza es la acción y efecto de enseñar (instruir, adoctrinar y amaestrar con reglas o preceptos). Se trata del sistema y método de dar instrucción, formado por el conjunto de conocimientos, principios e ideas que se enseñan a alguien. (más…)

¿Qué dice la Biblia acerca del aborto?

abort

La Biblia nunca menciona específicamente el problema del aborto. Sin embargo, hay numerosas enseñanzas en la Escritura que hacen totalmente claro la visión de Dios sobre el aborto. Jeremías 1:5 nos dice que Dios nos conoce antes de formarnos en el vientre materno. El Salmo 139:13-16 nos habla del papel activo de Dios en nuestra creación y formación en la matriz. Éxodo 21:22-25 prescribe el mismo castigo para alguien que cause la muerte de un bebé en el útero que para alguien que cometa un asesinato. Esto indica claramente que Dios considera a un bebé en la matriz del mismo modo que lo hace con un ser humano plenamente desarrollado como adulto. Para el cristiano, el aborto no es un asunto de elección de los derechos de la mujer. Es un asunto de la vida o la muerte de un ser humano hecho a la imagen de Dios. (Génesis 1:26-27; 9:6). (más…)

El Cristiano Carnal

CARNAL

El Cristiano Carnal – ¿Qué enseñan las Escrituras?

La palabra “Cristiano” es utilizada en muchos contextos diferentes hoy en día. Sin embargo, muy pocas personas entienden lo que significa ser un “cristiano carnal.” Si investigamos, no encontraremos la frase “Cristiano Carnal” en la Biblia, pero la Escritura sí enseña lo que significa ocuparse de la carne y llevar una vida caracterizada por nuestra vieja naturaleza de pecado o lo que heredamos como parte de la humanidad. La palabra bíblica traducida “carnal” también es traducida “carne” y denota una mera naturaleza humana o la naturaleza terrenal de la humanidad aparte de la influencia divina, y por lo tanto, es propensa al pecado y en contra de Dios. Un cristiano carnal es un creyente en Cristo, que está más influenciado por su naturaleza humana o terrenal que de la naturaleza de Dios.

La Escritura enseña que tenemos nuestro tesoro en un vaso de barro (2 Corintios 4:7). Un vaso de barro se hace de tierra y Génesis 2:7 dice que Dios creó a Adán del polvo de la tierra. Podríamos decir entonces que tenemos lo que es nuestro como creyentes en Cristo en un cuerpo de carne o tierra. También se nos dice que cuando venimos a Cristo, somos una “nueva creación” (2 Corintios 5:17). Sin embargo, la nueva creación tiene que ver con nuestra vida espiritual y no es una transformación de nuestra vieja carne o nuestro cuerpo carnal. La cuestión entonces es lo que controla nuestro tesoro. Como cristianos carnales, ¿estamos siendo controlados por nuestra naturaleza pecaminosa o nos sometemos a la nueva creación, la cual es facultada por el Espíritu de Dios? (más…)

¿Quiénes son los falsos apóstoles y falsos profetas?

falso

Los pasajes que hace referencia dicen:

2Co 11:13 “Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo.
2Co 11:14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.
2Co 11:15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras”.

Mat 7:15 “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”.

Esto, debido a la corrupción que se ha desarrollado en muchas iglesias, es un tema de mucha actualidad, porque además corresponde a una de las señales que el Señor indicó que sucedería en los últimos tiempos antes de Su venida.

Mat 24:11 “Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos”

Mat 7:22 “Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 
Mat 7:23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad”.

LOS APÓSTOLES. Primero es necesario señalar cuáles son los apóstoles legítimamente reconocidos por Dios. La Biblia menciona doce como los verdaderos apóstoles que el Señor escogió y apartó para esa labor tan importante, para ser pilares de la iglesia eterna. Ese número se ha mantenido y serán únicamente los doce que menciona la Biblia para la fundación de la iglesia y por toda la eternidad. En la respuesta Nº 2 de esta sección de PREGUNTAS FRECUENTES, puede leer sobre el reemplazo de Judas por Pablo, pero siempre se mantiene el número de doce, que es lo que se conserva hasta cuando el Señor la muestra proféticamente al apóstol Juan en los cielos: Ap. 21:14 “Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos, y sobre ellos los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero”. Nadie tiene autoridad para nombrar otros “apóstoles” de forma arbitraria e intentando justificar ese fraude con argumentos tan pueriles, como que el vocablo “apóstol” significa “enviado” y tratando de apoyarse en esa simpleza, muchos en nuestros días se autodenominan “apóstoles” para dedicarse al negocio del mercado de almas y se otorgan ese “título” para hacer ganancias deshonestas y vivir sin trabajar como Dios ordenó desde el principio de la creación (Gen 3:19 “Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra”). Y que también fue la orden apostólica entregada por Pablo: 2Tes 3:10 “Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma”.

(más…)

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: