Con
Vivimos en una sociedad promiscua, decadente, violenta y sin valores concretos. Todos los indicativos nos llevan a una conclusión final, estamos al borde del colapso moral en donde todo lo que antes era malo, ahora es bueno, lo que nos convierte en una sociedad que ha pasado de ser tolerante a una sociedad permisiva, y esa permisividad ha pasado a llevaron a forjar un estado profano. Estamos sufriendo aún en el ceno de la misma iglesia una mutación de valores terrible. Y uso el término “mutante” porque la mutación es un cambio lento, constante e perceptible y progresivo que lo altera todo sin darnos cuenta porque vivimos adentro de esa mutación. Estamos ante un panorama religioso confuso y no muy halagüeño para la fe cristiana. Tenemos una iglesia que en su mayoría ha tomado un camino equivocado, con raíces materialistas, humanistas y mundanas, en donde con el fin de crecer, han opacado la esencia del pecado y del arrepentimiento, enfatizando la codicia. Muchos son atraídos por ofertas, manipulaciones psicológicas y técnicas persuasivas.

¿Está creciendo el cristianismo? En lo numérico y cuantitativo se ve un crecimiento puntual en algunos lugares, pero en lo cualitativo y fundamental, estamos en regresión. Esto lo podemos verificar al examinar los frutos de los que dicen ser discípulos de Cristo, porque por sus frutos se conocen (Mateo 7:20). Muchos cristianos sinceros y bíblicos deserta de las iglesias mercantilizadas. En Europa, muchos templos evangélicos están cerrando, mientras se construyen más mezquitas. Estamos ante el fenómeno de que evangélicos se vuelven musulmanes y católicos, y muchos caen en el escéptico, el resto cae en la apostasía de la onda Apostólica y del dominianismo.Estamos ante un cristianismo que más que un compromiso con Dios, es una moda social. Hay crisis de fe y de valores. Así qué el futuro de la iglesia verdadera será sombrío, anulada y perseguida por los que formarán la iglesia apostata, y además, por los gobiernos del mundo que aprobarán leyes anti bíblicas, como el aborto, el matrimonio gay, la legalización de las drogas, el amor libre etc., y al no aceptar la iglesia verdadera estos antivalores, sufrirá persecución y escarnio social.
Vemos como los escándalos económicos, sexuales, de abuso de autoridad y explotación económica son noticias mediáticas para desprestigiar a los falsos ministerios, y llevarse de encuentro la verdad del evangelio. Debido a la soberbia de esos falsos apóstoles y profetas que siembran mensajes falsos procedente de las doctrinas diabólicas, muchos desacreditan el mensaje de salvación. El libro de Apocalipsis presenta dos tipos de iglesias prevalecientes en los últimos tiempos. La primera es la Iglesia de Filadelfia, que tiene poca fuerza (Apocalipsis 3:8) porque no es aceptada por el mundo corrupto, y además, no se inmiscuye ni en la política ni en los gobiernos de turno. Es por esa razón que “Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra” Apocalipsis 3:10. ¿Qué nos quiere decir el Señor? Qué en el momento del juicio de la tribulación, Dios guardara a su pueblo que sufrió los avatares de un sistema corrupto. Analizásemos el pasaje de 2 Tesalonicenses 1:6-8 “Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan, y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo”. Aquí se habla de dos tribulaciones, una en relación del mundo hacia la iglesia, y otra de Dios hacia el mundo por su persecución hacia la iglesia. ¿Entonces la iglesia verdadera será perseguida? ¡SI! ¿Y por qué? Porqué se pondrá en contra de los anti valores que llegarán a formar parte del nuevo orden mundial.

Después se describe a la iglesia apostata, la de Laodicea, y hace referencia de ella como una iglesia sin valores concretos, y dice Apocalipsis 3:15-16 “Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca” ¿Porqué la vómito de su boca? Porque carecía de principios, y solo buscaba el poder y el bienestar. Vean lo que dice el verso 17: “Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo” ¿No se evidencia claramente la condición de la iglesia apostata? Identificarla no es un problema, porque esta iglesia apostata no tiene valores, coquetea con la política, busca grandeza, predica la prosperidad, es rica y se jacta de su grandeza. Pero recordemos, que quedará un remanente fiel (Romano 11:5) que guardara su Palabra, pero la condición espiritual de la iglesia será tan caótica, que sí el Señor no se apura en su venida, ni aún los escogidos serían salvo Mateo 24:22, pero intervención nos librara en medio de lo que será “la gran apostasía”. ¿A cuál iglesias perteneces tú?

Via. http://contralaapostasia.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: