Tanto Pablo como los apóstoles; dejaron un legado extraordinario sobre el comportamiento de un siervo del SEÑOR frente al dinero. Ellos tuvieron que lidiar con la corrupción de su tiempo; más ninguno se dejo vencer por el poder que ejerce el dinero sobre los seres humanos. Recordemos que bienes completos eran puestos a sus pies.
 Hechos 4:34. Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido,35. y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad. Más ellos jamás se sintieron ricos o poderosos. Al contrario oímos decir a Pedro:
 Hechos 3:6 Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.
Los hijos de Dios no poseemos ningún bien aquí en la tierra. Lo que si poseemos es a Cristo y su espíritu redentor. Si hay algo que tenemos que ofrecer, no tiene nada que ver con los escondrijos oscuros del dinero; sino más bien con el amor y la salvación. Ya que hemos sido puestos para llevar sanidad a las naciones en el nombre glorioso de Jesucristo. Así que no busquemos en la piedad pretextos para atesorar toda clase de bienes. Aunque; nos parezca a primera instancia que son para buenas obras. La Palabra de Dios es clara cuando nos dice que corremos riegos de extraviarnos si tomamos esa actitud. 
 1 de Timoteo 6:10. Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. 
La corrupción es el arma letal del enemigo: ministerios extraordinarios han sucumbido ante la música embriagadora del dinero.
Grandes hombres de fe han sido corrompidos

“El fin justifica los medios es su grito de guerra ” 
Han pasado de la convicción a la idolatría.
De la firmeza al descaro.
Han cambiado la sana doctrina
por una doctrina de confort y prosperidad.
PABLO preocupado por lo que sus ojos veían en cuanto a la necedad de varios cristianos que se amigaban con las riquezas. Escribe a Timoteo advirtiéndole de dicho mal.
1 de Timoteo 6:3. Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, 4. está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, 5. disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de gananciaapártate de los tales.
 La iglesia del SEÑOR debe huir de cualquier deseo de enriquecimiento.
Pedro lo hizo al no dejarse sobornar por el tal simón el mago y Felipe no pidió favores al eunuco a pesar de que aquel etíope era un funcionario de alto calibre.
Incluso en ocasiones hicieron a un lado sus derechos para ser ejemplo y no ser gravosos a los demás.
 2 de tesalonicense 3:8. Ni comimos de balde el pan de nadie, sino que trabajamos con afán y fatiga día y noche, para no ser gravosos a ninguno de vosotros;9. no porque no tuviésemos derecho, sino por daros nosotros mismos un ejemplo para que nos imitaseis.
 Si eres un hombre de DIOS debes seguir al pie de la letra su enseñanza y esforzarte a seguir la piedad, no como fuente de ganancias sino mas bien acompañada de contentamiento en el espíritu; peleando la buena batalla
 1 de Timoteo 6:11. Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. 12. Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.
 Hermanos, hermanas. Aprendamos a discernir cual es la voluntad de DIOS y azotemos como Jesús a los mercaderes del templo que están en nuestra propia carne procurando corromper nuestra FE a través de la avaricia. No blasfememos el camino de la verdad yendo tras el dinero para no caer en condenación pues ya sobre esto estamos avisados:
 2 de Pedro 2:1. Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. 2. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, 3. y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.
 Ya no nos preocupemos por aquellos que se enriquecen ilícitamente pues ellos ya tienen su recompensa.
 santiago1. ¡Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán. 2. Vuestras riquezas están podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla. 3. Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros. 
Crezcamos en amor, paciencia , humildad, porque la venida del señor ya está cerca.
Via. Palabra Limpia.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: