Esta realidad refleja el cumplimiento profético de la manifestación del “hombre de pecado” señalado por San Pablo en 2 Tesalonicenses 2:3 y descrito en 2 Timoteo 3:1-6, que dice:“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias”. Estos pasajes dan un panorama de la moral que dominará en la sociedad de los últimos tiempos, donde la avaricia, insensibilidad, irrespeto y deleites carnales formaran parte del quehacer de un mundo corrupto, depravado y sin respeto a la vida, y a la autoridad. Lo terrible es que este espíritu diabólico, que reinará en la sociedad moderna, envolverá y afectará a la Iglesia, la cual perderá su santidad, para adaptarse a los esquemas del nuevo orden mundial. 
LA DECADENCIA DEL CRISTIANISMO

Esto nos lleva a ver una decadencia de valores no solo en la sociedad, sino también en la iglesia de lo cual se afirma: “no tiene duda de que cientos de congregaciones locales cerrarán sus puertas por última vez. Muchas de las razones para emitir este pronóstico pesimista, se encuentran dentro de la sociedad y en el trágico hecho de que tantas iglesias fallan al discernir las señales de los tiempos, y a su vez son negligentes al no buscar el discernimiento y la fuerza espiritual para enfrentarse a los desafíos[6]. Y escribe Mike Regele: “Las fuerzas que reforman nuestra cultura son demasiadas y demasiado fuerte. En todo lugar vemos las señales de la fragmentación y del colapso socia>”. ¿Cuáles son los males que hoy vivimos? Violencia, drogas, sexo y engaño. Por algo comparo Jesús los últimos tiempos de su Segunda Venida, con la generación existente en los días de Noé, en donde todos solo pensaban en comer, beber, divertirse y vivir en orgías (Mateo 24:37) ignorando el juicio divino. Esta crisis afectaría a tal punto la fe en Dios, que Jesús pregunta si hallará fe en la tierra cuando el venga (Lucas 18:8), indicativo de la decadencia religiosa actual, que emerge debido a los escándalos causados por los falsos apóstoles y pastores que llevan a muchos a apostatar de sus creencias. San Pedro dice que vendrían burladores que andarán en sus propios deseos carnales (2 Pedro 3:3), lo que sería usado para desacreditar la verdad del evangelio, un hecho que forman parte de la realidad actual, con sacerdotes y pastores que viven en pecado, y escandalizan al mundo con sus hechos vergonzosos, principalmente cuando estos líderes religiosos se vuelven famosos. Además, la tendencia anticristiana de algunos medios de comunicación aprovechan estos errores humanos para desacreditar el evangelio.

EL MATERIALISMO BRUTAL

Uno de los fenómenos más grande en la actualidad es el brutal materialismo que devora al hombre, creándose desniveles, hambre y miseria en un mundo en donde los líderes religiosos solo predican de codicia y prosperidad, mientras millones mueren de hambre. La “teología de la prosperidad” ha fabricado nuevos ricos que usan los pulpitos para explotar la fe, lo que trae descrédito y escarnio al evangelio. Este fenómeno está originando decepción en miles de sinceros creyentes que no quieren congregarse, y optan por una nueva corriente, para forjar una iglesia emergente, que trata de acercarse un poco más al modelo bíblico de la sencillez y de la realidad actual de los tiempos.

La corrupción y el engaño son parte del sistema, y no acceder a ello genera rechazo, e incluso persecución. El lenguaje obsceno, las modas, los ritmos excitantes, el amor libre, la pornografía, la falta de relación humana y el irrespeto a la vida y a Dios, son normas de conducta establecida en nuestra moderna sociedad. La política y la confianza en la democracia han caído a sus niveles más bajos, debido a los escándalos de corrupción imperante en muchos gobiernos, los cuales, a costilla de los pobres, han enriquecido a políticos corruptos, que abundan en todos los sistemas de gobiernos. La realidad que se hace palpable. El pecado lo invade todo, incluso a muchas congregaciones cristianas, que en vez de ganar al mundo para Cristo, han sido ganadas por el mundo para el diablo, introduciéndose todas las costumbres sensuales y paganas del enemigo, perdiéndose la santidad en la vida de la Iglesia, sin la cual nadie vera al Señor (Hebreos 12:14) y llevando a muchos creyentes sinceros a la frustración.

MERCADERES DE LA VIDA

La deshumanización de nuestra sociedad, influenciada por el materialismo y humanismo ha dejado que la concupiscencia se enseñoree del ser humano y esto lo ha degradado a niveles tan bajos, que en la actualidad hemos perdido el respecto a la vida. Con razón afirman algunos que “no hay peor fiera que ser humano”. ¿Qué somos para el sistema imperante? Un número, un engranaje, un objeto sin valor humano, pero si con valor comercial, porque tanto tienes, tanto vales. Estamos en el declive de la raza humana. Somos gigantes en lo tecnológico, pero pigmeos en los valores sociales y espirituales.

Via. Contra la Apostasia. (Fragmento)

Anuncios

Comentarios en: "La decadencia moral de los últimos tiempos" (2)

  1. No podrían haberlo descrito mejor. La debacle es total, desorientación, pérdida de valores, familias rotas, lamentable. Pagaremos por tantos errores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: