1 Juan 4:1-6 – Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. 2 En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; 3 y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo.4 Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. 5 Ellos son del mundo; por eso hablan del mundo, y el mundo los oye. 6 Nosotros somos de Dios; el que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error. 

Creo que todos aquí estaremos de acuerdo cuando digo que las falsas enseñanzas son como una enfermedad mortal que se ha esparcido como una plaga en la iglesia.  Ahora, quiero que quede bien claro que cuando me refiero a la iglesia, no estoy hablando necesariamente de esta congregación, o de alguna congregación en específico, sino estoy hablando de la iglesia en su totalidad, estoy hablando del Cuerpo de Cristo.  Pero como les dije, las falsas enseñanzas son como una enfermedad que se ha esparcido, son como una plaga mortal; yo diría que las falsas enseñanzas son igual que la peste bubónica,  la cual fue responsable de la muerte de millones de personas en Europa.   Digo esto porque las falsas enseñanzas son responsable de conducir a millones de personas a la muerte, son responsables de conducir a millones de personas al infierno.   Fíjense bien como se nos advierte esto claramente en 2 Pedro 2:1  cuando leemos “Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.”  Cuando la iglesia comenzó, todos seguían una doctrina sana, la iglesia estaba fundada como leemos en Efesios 2:20 “…sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo…”  Pero todo esto fue lentamente corrompido a través de la introducción de cómo nos dice la Palabra “herejías destructoras.”   

Permítanme exponerles algunos ejemplos, examinemos brevemente la doctrina de dos instituciones que claman pertenecer al cuerpo de Cristo, pero que en realidad ese no es el caso.  Comencemos con la iglesia católica; ellos claman ser cristianos, y ciertamente es una de las iglesias más poderosas que existe en este mundo.  Pero cuando se examina su doctrina, pronto se puede dar cuenta que ellos no pueden estar más lejos de Cristo porque simplemente es imposible.  Yo diría que en casi todo caso ellos siguen una doctrina completamente opuesta a lo que indica la Biblia.  Seria imposible cubrir todas las faltas en su doctrina en este pequeño espacio de tiempo que compartimos, así que solo examinaremos brevemente una de ellas.

Fíjense bien como es la cosa, al frente de la iglesia católica esta el Papa, y esta persona ha estado bastante en las noticias en los recientes tiempos.  Pero no hablemos de eso ahora; de acuerdo a la doctrina católica, él es la cabeza de la iglesia y sucesor del apóstol Pedro, quien según ellos fue el fundador de la iglesia cristiana, esto por supuesto no es así.  La iglesia cristiana fue fundada por Cristo.  El asunto es que el católico tiene que llamar a este hombre y a todo sacerdote de esta institución “padre,” titulo que todos los que han tomado el tiempo de escudriñar la Biblia saben que Jesús dijo no le pertenecía a ningún hombre, tal como encontramos cuando Jesús dijo en  Mateo 23:9 “…Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos….”  Pero, lo que dijo Jesús obviamente no es de importancia, ya que según la creencia católica, el Papa o el Sumo Pontífice como otros le llaman, es el vicario de Cristo.  En otras palabras el Papa es el vice-Cristo, y esta palabra vicario es definida según el diccionario de la Real Academia Española como “Que tiene las veces, poder y facultades de otra persona o la sustituye.”  Imagínense eso, este hombre titulado Papa sustituye a Cristo, y es la cabeza de la iglesia cristiana; ¿puede esto ser verdad?  La respuesta a esta pregunta la encontramos en Efesios 5:23 cuando leemos “…Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador…”  Hermanos un cuerpo solo puede tener una cabeza, y un hombre no es capaz de, ni tiene autoridad alguna para perdonar pecados, tal como lo pretenden todos los sacerdotes de esta supuesta iglesia cristiana.  Solo existe un Salvador, y su nombre es Jesús.  Como les dije, es imposible cubrir todas las faltas que existen en la iglesia católica en este poco espacio de tiempo, así que continuemos con nuestro estudio.

Segundo examinemos a los Mormones.  Esta institución ha pasado a ser la más rica que existe en la tierra.  Esta institución también clama ser cristiana, pero cuando examinamos su doctrina, nuevamente encontramos que tal como la iglesia católica ellos no se pueden encontrar más lejos de Dios porque es imposible.  Una de las líneas realmente divisoras entre el cristianismo y el mormonismo es la doctrina mormona de la pluralidad de dioses.  Los mormones enseñan que existen muchos dioses, y en su deseo de legitimar esta creencia, citan 1 Corintios 8:5 que dice “Pues aunque haya algunos que se llamen dioses, sea en el cielo, o en la tierra (como hay muchos dioses y muchos señores)…” Pero la realidad del caso es que aquí no dice que hay muchos dioses, lo que nos dice este versículo es que existen muchos que son llamados dioses, y esto es una gran diferencia.  La verdad es que solo existe un Dios tal como encontramos en Isaías 43:10 cuando leemos “Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí.”  Esto es algo que también encontramos en Isaías 44:6cuando leemos “Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.”  Y nuevamente lo encontramos en Isaías 45:5 que se nos dice “Yo soy Jehová, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí….”  Así que podemos ver claramente que Jehová mismo nos dice que no hay otro dios y nunca lo habrá, entonces, ¿a quien se va a creer?  ¿Creerá usted a Jehová, o creerá usted a John Smith?  Creo que no tenemos que ser un científico de cohetes para contestar esa pregunta, ¿verdad?

Como estas dos instituciones religiosas existen numerosas instituciones que profesando ser cristianas no lo son.  Les hablo de instituciones ricas y poderosas que ejercen grande influencia en este mundo, les hablo de instituciones que no siguen las enseñanzas en la Biblia sino basan su fe en doctrinas de hombres.  Esto por supuesto no es nada nuevo, cuando Jesús camino la tierra Él también experimento este problema.  Solo tenemos que estudiar las escrituras, y pronto nos daremos cuenta que cuando nuestro Señor estuvo físicamente aquí en la tierra, solo una pequeña minoría lo siguió. La mayoría rechazó Sus enseñanzas y permanecieron en las religiones establecidas y aceptadas por la sociedad. En otras palabras, rechazaron la verdad para conservar sus tradiciones religiosas, y para aprovecharse del pueblo.  Es por eso mismo que a los que le rechazaron Él les dijo como encontramos enMarcos 7:9 “Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición“.

Hasta ahora hemos cubierto una pequeña parte referente a las falsas enseñanzas que fueron introducidas en la iglesia, enseñanzas responsables de hacer que millones se pierdan.  Enseñanzas responsables de conducir a millones de personas al infierno.  Digo esto porque cuando una persona sigue esas enseñanzas, entonces esa persona se aleja de la verdad de Dios, y automáticamente se hace participe del reino de las tinieblas.  Se que les estoy hablando palabras fuertes, pero esto no sucede porque lo diga yo.  Jesús lo dijo claramente en Lucas 11:23 cuando dijo “…El que no es conmigo, contra mí es…”  Es por eso que vemos que en los versículos que estamos estudiando en el día de hoy se nos dice “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.”  Y quiero notemos bien que aquí se ha usado la palabra “amados”.  Quiero que notemos esto bien porque esto significa que aquí no se le esta hablando al mundo, aquí se le esta hablando a los miembros de la iglesia.  Como les dije, hasta ahora hemos cubierto una pequeña porción referente a las diferentes religiones que existen responsables de que muchos se pierdan, pero no es mi deseo que hoy examinemos las doctrinas religiosas, sino que examinemos lo que el poder del maligno esta tratando de llevar a cabo a través de los medios de entretenimiento, específicamente a través del televisor y las películas de cine.

La Palabra nos dice “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.” Y esto es algo que definitivamente se aplica a las religiones y sectas como ya hemos establecido, pero esto también es algo que se aplica al tema de hoy.  Digo esto porque el espíritu como referido aquí no es algo como lo que muchos piensan, no es un fantasma o una neblina que se mueve de un lado a otro para causar temor y terror.  La palabra espíritu utilizada aquí viene de la palabra griega “nioma” que también significa “la disposición o influencia que llena y gobierna el alma de una persona; la fuente eficaz de cualquier poder, afecto, emoción, deseo, etc.” En otras palabras, el poder de hacer al ser humano sentirse, pensar, y hablar.  Con esta definición en mente creo que todos aquí podemos ver que sin duda alguna, los medios de entretenimiento como lo son el televisor y las películas del cine, pueden y en numerosas ocasiones influencian de la manera que las personas ven las cosas, y de la manera que las personas se sienten acerca en determinadas situaciones.  Quizás algunos digan que esto no es cierto, quizás algunos piensen que nunca serán influenciados por estos medios, pero si piensas así toma ahora un momento y reflexiona en las preguntas que voy a hacer. Veinte años atrás, ¿era aceptado ver mujeres y hombres casi desnudos en el televisor?  Veinte años atrás, ¿se veían comerciales de contraceptivos, y de medicinas para el tratamiento de la impotencia en el televisor?  Veinte años atrás, ¿se veían los hombres y las mujeres acostados en situaciones comprometedoras?  Veinte años atrás, ¿se veían videos de música con palabras ofensivas, y hombres y mujeres danzando eróticamente?  Veinte años atrás, ¿se veían películas o programas violentos tan gráficos que tal parece que estas viendo algo real?  Veinte años atrás, ¿se veían comerciales anunciando intimas para las mujeres en sus días difíciles?

Hermanos desdichadamente yo he tenido que ver situaciones bien feas, me ha tocado ver cosas que quizás a muchos de ustedes les tuerza el estomago tener que ver, y les puedo decir que muchas de las cosas que he visto en los medios de entretenimiento se asimilan mucho a la realidad.  Hermanos solamente veinte años atrás ninguna de estas cosas eran aceptadas.  Solamente veinte años atrás estas cosas no se veían en los medios de entretenimiento, pero hoy en día todo esto es visto como algo normal, es visto como vivir en tiempos modernos.  ¿Por qué son vistas como algo normal?  Son vistas como algo normal porque fueron introducidas poco a poco.  Si todo esto hubiese sucedido de un golpe, hubiese habido una gran oposición, pero no fue así.  Las personas se acostumbraron a ver  estas cosas poco a poco, el espíritu de las personas fue influenciado de manera lenta y mortal.  Pensemos en esto para ver si lo que les digo es verdad.  ¿Qué es glorificado y promovido hoy en día?  Hoy en día los medios de entretenimiento glorifican el asesinato, glorifican el adulterio, glorifican la fornicacion. Hoy en día los medios de entretenimiento promueven la hechicería, glorifican los poderes de las tinieblas, y promueven la violencia.  Hoy en día lo que hace que las películas y los programas sean populares y obtengan altos grados es el sexo, la violencia, y el ocultismo. Una cosa que quiero que sepan es que esta probado científicamente que cuando una persona es expuesta a ciertas situaciones, a través de la repetición, la persona se acostumbra y por consecuencia no es afectada de la misma manera que otra persona que nunca haya tenido que pasar por esa experiencia.  Es decir, la persona crea una tolerancia y no es impactada de la misma manera.  Esto es exactamente lo que ha sucedido con el mundo, entonces cuando levantamos nuestra voz en oposición a estas cosas, rápidamente somos acusados de ser de mentes cerradas. Rápidamente somos acusados de ser de antiguo pensamiento.  Rápidamente somos acusados de ser fanáticos.  Rápidamente somos acusados de ser religiosos, o de creernos más santo que nadie.

Pero la Palabra de Dios esta muy clara y nos dice “En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; 3 y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo.”  ¿Qué significa esto?  Esto significa que antes de sentarnos para ser entretenidos, primero debemos preguntarnos ¿qué mensaje promueve ese programa o esa película o esa novela?  Recordemos siempre como nos dice la Palabra aquí “…y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo…”  ¿Por qué repito esto?  Lo repito para que nos demos cuenta que si el programa que hemos seleccionado, o si la película que hemos escogido para ver es algo que promueve o glorifica lo que Dios desaprueba, entonces nos estamos haciendo parte del espíritu del anticristo que anda buscando arrastrar a la humanidad al infierno.  Recordemos como nos dijo Pablo en 1 Corintios 6:9-10 cuando dijo “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.”  Fíjense bien “no erréis”.

Para concluir.   Haciendo una breve referencia nuevamente al estudio del hogar que se hizo, yo diría que seis horas de exposición a las programaciones y películas que promueven las abominaciones a Dios  es algo alarmante.  Como el pueblo de Dios, nosotros tenemos que estar muy alertas a lo que esta sucediendo a nuestro alrededor.  Tenemos que estar alertas para prevenir caer en las trampas, tenemos que mantenernos alertas para prevenir ser seducidos por el espíritu del maligno que busca destruir la humanidad.  Cuando nos mantenemos alerta, y cuando escuchamos la voz de Dios, entonces tenemos la promesa de que no caeremos.  Fíjense bien como lo dice aquí; “Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. 5 Ellos son del mundo; por eso hablan del mundo, y el mundo los oye. 6 Nosotros somos de Dios; el que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error.”  Muchos no se preocupan por el anticristo y dicen que aun no ha llegado, y esto es verdad. El anticristo tal como esta descrito en el libro de Apocalipsis aun no se ha revelado.

El anticristo que todo cristiano podrá reconocer fácilmente aun no ha tomado poder, pero el espíritu del anticristo hace ya mucho tiempo que esta presente en este mundo.   Hace ya mucho tiempo que está en este mundo, y está tratando de arrastrar a los creyentes al infierno.   Recordemos que nosotros que conocemos a Dios tenemos que estar atentos a Su palabra en todo momento, y tenemos que apartarnos del mal.  Recordemos que cuando nos hacemos participe de las cosas de este mundo, que cuando regresamos al lugar de donde Dios nos libero, las cosas siempre serán mucho peor.  Recordemos lo que nos dice la Palabra en 2 Pedro 2:20 “Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero.”  Recordemos lo que nos dice la Palabra en Hebreos 10:26-27 “Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, 27 sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios…”  Recordemos que el campo principal de batalla es nuestra mente, y es en este campo donde se produce la batalla entre mentira del demonio y la verdad de Dios.  Recordemos lo que nos dice el Señor en Mateo 18:9 “Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego.”  No permitas que lo que se esta viendo te aleje de la presencia de Dios.  Apaga hoy el televisor, deja de ver esas películas, y abre tu Biblia.  No permitas que tu mente sea llenada de pensamientos impuros, no permitas que tu corazón sea endurecido.  Recuerda que el que mantiene su  mente sana y llena de la verdad de Dios, siempre podrá vencer.  Recuerda “Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo.

Via. El Nuevo Pacto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: