Los dos Pactos

La palabra “testamento” tiene el mismo significado que “pacto”. “Pacto” significa “convenio o acuerdo entres dos o más personas”.

La Biblia habla de dos pactos que Dios ha hecho con el hombre.

En esta lección, estudiaremos acerca de la diferencia entre el antiguo y el Nuevo pacto, y contestaremos la pregunta: “¿Cuál de estos dos pactos está en vigencia hoy?”.

¿QUÉ DIFERENCIAS HAY ENTRE EL ANTIGUO Y EL NUEVO PACTO?

La primera diferencia entre los dos pactos es que el primero fue hecho solamente con los judíos y el segundo con todas las naciones (Deuteronomio 5:1-3; Mateo 28:18-20). La ley fue dada por medio de Moisés, pero “la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo” (Juan 1:17).

Segundo, el antiguo pacto fue sellado con la sangre de animales, pero el nuevo fue sellado con la sangre del Hijo de Dios (Hebreos 9:11-15).

El Nuevo Pacto es una ley del Espíritu mientras el antiguo pacto fue una ley de la letra. Dios “nos hizo ministros competentes de un Nuevo Pacto, no de la letra, sino del espíritu” (2 Corintios 3:6). Como ejemplo de esta diferencia, encontramos que bajo la antigua ley el hombre que odiaba a su hermano pero que no lo mataba, no violó la ley. Pero bajo la ley de Cristo, el odiar al hermano es como asesinarlo (1 Juan 3:15).

La última diferencia que deseamos considerar es que el primer pacto sirvió para revelar que toda la raza humana es pecaminosa (Romanos 3:9,20). Pero el segundo sirvió para borrar el pecado (Hebreos 9:15).

Hay dos pactos, pero ¿cuál de las dos está en vigencia? ¿el antiguo o el nuevo? Necesariamente concluimos que los dos no pueden estar en vigencia.

NO ESTAMOS BAJO EL ANTIGUO TESTAMENTO

A continuación notemos algunos pasajes que demuestran sin lugar a dudas que no estamos bajo el Antiguo Pacto ni obligados a guardarlo.

1. El Antiguo Testamento fue específicamente un convenio entre Dios e Israel y relata la voluntad de Dios a los judíos solamente (Dt.5:1-4).

2. Romanos 7:6 dice: “Pero ahora estamos libres de la ley”.

3. Lo escrito en piedras (los diez mandamientos) ya no está en vigencia (2 Corintios 3:6-8).

4. La ley judaica era temporal. Hebreos 9:10 dice que la antigua ley fue “impuesta hasta que viniese el tiempo de reformar las cosas,” o sea que existiría hasta el tiempo que viniese Cristo.

5. Bajo el Antiguo Pacto los pecados no podían ser borrados (Hebreos 10:1-4,11). Únicamente se hacía recordatorio de pecados cada año (Hebreos 10:3). Era una ley que no podía justificar al hombre (Gá.3:1).

6. Cuando Cristo murió, en realidad él estaba “anulando el acta de los decretos, quitándola de en medio y clavándola en al cruz” (Col.2:14). Dios mismo por medio de su Hijo eliminó y abolió la ley dada por Moisés.

7. Efesios 2:15,16 dice “Aboliendo la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas”. Esta ley que consistía en mandatos y reglamentos fue ABOLIDA.

8. Romanos 6:14 enseña con claridad: “Pues no estáis bajo la ley”.

9. El propósito fundamental del antiguo pacto era conducir al hombre hacia Cristo. Gálatas 3:24,25 dice: “La ley, como un esclavo que conduce a los niños, nos condujo a Cristo. Ya no estamos a cargo de ese esclavo que era la ley” (Versión Popular).

10. El apóstol Pablo, que en un tiempo fue un celoso cumplidor de la ley de Moisés, escribió una comparación de los dos pactos en Gálatas 4:21-31. Este pasaje finaliza diciendo: “De manera, hermanos, que no somos hijos de la esclava [la ley antigua] sino de la libre [la nueva ley]”.

11. Dios “ha dado por viejo al primero, y está próximo a desaparecer” (Hebreos 8:13).

¿Cuándo fue abolido el Antiguo Testamento? Mientras Jesús vivía, el Nuevo Pacto aun no estaba en vigencia. Pero cuando Cristo expiró, el Nuevo Testamento inmediatamente entró en vigencia y el antiguo testamento quedó abolido (Col.2:14; He.9:16,17).

Con esta evidencia, nadie puede alegar que todavía estamos bajo el antiguo pacto. Estos pasajes demuestran el engaño de los que afirman que todavía debemos guardar el sábado. Este mandamiento fue parte de la ley de Moisés (el antiguo testamento) y nunca fue repetido en el nuevo. Nosotros no estaríamos más obligados a guardar este día que ofrecer sacrificios de animales.

ESTAMOS BAJO EL NUEVO TESTAMENTO

Es evidente que estamos bajo un Nuevo Pacto porque 2 Corintios 3:6 dice que somos “ministros competentes de un Nuevo Pacto”. Otra vez en 1 Corintios 9:21, leemos que ahora estamos bajo la ley de Cristo solamente. Cristo es mediador de un Nuevo Pacto basado sobre mejores promesas (Hebreos 8:6).

Debemos oír a Cristo en vez de a Moisés porque cuando Cristo fue transfigurado, el Padre dijo: “Este es mi hijo amado; a él oíd” (Mateo 17:5).

¿Cuándo entró en vigencia el Nuevo Pacto? Al morir Cristo, el Nuevo Testamento se hizo vigente (Hebreos 9:15-17). Por lo tanto el ladrón en la cruz estaba bajo la ley antigua, cuando Cristo le prometió: “De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso (Lucas 23:43).

RESUMIENDO ESTAS VERDADES

No hay ninguna razón de que vivamos en confusión, mezclando el Antiguo y Nuevo Pacto. No tenemos que obedecer el Antiguo Testamento en la actualidad, porque ahora solamente sirve como ejemplo y para nuestra enseñanza (Romanos 15:4). Para obtener la herencia eterna, debemos vivir de acuerdo a las leyes del Nuevo Pacto.

Via. Iglesia de Cristo Peru

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: