Cuando los discípulos le preguntaron al Señor Jesucristo, qué señales proclamarían la cercanía de su retorno y del fin del siglo, a lo primero que se refirió fue al engaño religioso. “Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo? Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe” (Mt. 24:3,4). Luego prosiguió a explicar la naturaleza del engaño, indicando cuáles señales serían más prominentes: “Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos… Porque se levantarán… falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. Ya os lo he dicho antes” (Mt. 24:11,24,25).

Obviamente la advertencia que nos diera el Señor Jesucristo no fue contra ateos, incrédulos o líderes de religiones no cristianas, porque no hay engaño involucrado en tales asaltos frontales. La advertencia de Cristo fue contra una mentira mucho más sutil, porque será dentro de la propia iglesia, ¡y en Su nombre! El apóstol Judas también nos hace esta admonición:“Porque algunos hombres han entrado encubiertamente…” (Jud. 4a). Pero… ¿en dónde entraron “encubiertamente ?Obviamente en la iglesia. No se trata de satanistas u ocultistas deliberados, quienes trabajan insidiosamente dentro de la iglesia, sino de líderes “cristianos”. Esto es bien claro por la descripción del Señor Jesucristo: “Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?” (Mt. 7:22).

Es bien claro que estos enemigos que se oponen a Cristo, “en su nombre” son ocultistas, porque el poder de que hacen uso para engañar a millones, no proviene de Dios. El Señor no está hablando aquí de un simple engaño, sino de algo mucho más siniestro. Las señales y prodigios que obran, son tan impresionantes, que hasta los elegidos están en peligro de sucumbir a la mentira. Estos falsos profetas están tan convencidos de sí mismos y de su poder, que por eso preguntan:Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?”. Es ese despliegue de poder lo que tanto atrae a los que andan hoy en día en busca de avivamientos religiosos.

Uno de estos grupos en los últimos días son los maestros del “Movimiento de Fe”. Se trata de “cristianos” que tratan de convencernos de que Jesús y sus discípulos fueron ricos, que ser pobre o estar enfermo es un pecado y que la fe es una fuerza creadora que podemos usar para darle forma al mundo, tal como Dios supuestamente creó este mundo y el universo en el que vivimos, ¡mediante la fe!.

Benny Hinn, Kenneth Copeland, Kenneth Hagin, Paul Crouch, John Avanzini, Robert Tilton, Fred Price, son algunos de los maestros de este movimiento, considerado por algunos teólogos como “vómito teológico”. El principal error del movimiento de fe, es que exalta al hombre y rebaja a Dios. Eleva al hombre al nivel de Dios y reduce a Dios a la condición de hombre. Ellos reconocen que sus enseñanzas no son ortodoxas y que además son controvertidas, sólo para decir lo mínimo, sin embargo no tienen deseo de cambiar y se rehúsan a ser cuestionados.

El dinero es el foco central en el ocultismo. Kenneth Copeland descaradamente declara que Dios lo llamó para que predicara el“evangelio antibíblico de la prosperidad”. Marilyn Kickey, autora del libro Las siete claves de Dios para hacerle rico, es directora de la junta de regentes de la Universidad Oral Roberts. En su libro Milagros de la semilla de fe, Oral Roberts asegura que Dios le reveló que el gran principio de sembrar y cosechar, tan evidente en el mundo físico, también es verdadero en el mundo espiritual. Uno puede “sembrar” un regalo en dinero en un ministerio y cosechar milagros. En respuesta a este reclamo, miles de cristianos, sinceros pero engañados, han enviado millones de dólares a los ministerios de numerosos “maestros de la fe”,enriqueciéndolos. Almas sencillas han sido tentadas por la promesa “que por cada dólar que den para estas causas, recibirán cien a cambio”.

El anhelo por salud y riqueza, especialmente por ese poder que supuestamente proviene de Dios, le ha abierto la puerta a la esclavitud satánica. El principal problema del movimiento carismático es su deseo por poder, mientras que al mismo tiempo denigra la doctrina bíblica, con la pérdida resultante de las propias normas que nos protegen contra el involucramiento ocultista. Benny Hinn admitió, que cuando vio por primera vez el poder que fluía a través de Kathryn Kuhlman determinó: “Quiero tener esto… Lo deseo con cada fibra de mi ser”.

Considere lo que le ocurrió a Benny Hinn en la cadena de televisión Trinity Broadcasting, y que hizo reír a carcajadas a Paul y a Jan Crouch. Ellos comentaban regocijados, cómo “la peluca de un hombre salió volando cuando cayó bajo el poder, después que Hinn lo tocó en la frente. El hombre se acomodó la peluca y se puso de pie, Hinn lo tocó de nuevo, sólo para verlo caer nuevamente y la peluca volando”. Hinn admitió a carcajadas, “Que esto lo hizo cinco veces”. Y me pregunto: ¿Fue esto una exhibición del poder de Dios, del Espíritu Santo obrando? ¡Claro que no! Y si no fue así, entonces… ¿qué hizo que el hombre cayera una y otra vez? ¿Cuál es esa extraña fuerza que Hinn asegura haber recogido en las tumbas de Kathryn Kuhlman y Aimee Semple McPherson? ¡Hay que examinar todo esto muy seriamente!.

Las falsas señales y prodigios

Trágicamente, Hinn, Hagins, Copeland y demás, se convencieron a sí mismos y convencieron a otros, que los supuestos milagros que llevan a cabo son prueba irrefutable de que pertenecen a Cristo. Por eso no puedo dejar de preguntarme: ¿Estarán los líderes carismáticos de hoy entre esos que dirán: “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces [el Señor les dirá]… Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad” (Mt. 7:22,23). Pero, si no son ellos, entonces… ¿quiénes son? La advertencia clara del Señor Jesucristo aquí, al igual que en otras escrituras, es sobre un movimiento en los últimos días de falsas señales y prodigios. Pablo incluso fue más específico al decir: “También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres…[que] … siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad. Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe” (2 Ti. 3:1,2,7,8).

Janes y Jambres eran ocultistas, magos en la corte del Faraón. Por el poder de Satanás duplicaron algunos de los milagros que obró Dios por medio de Moisés y Aarón. Pablo declara que en los últimos días la resistencia a la verdad procederá de esos capaces de hacer milagros con el poder de Satanás, milagros que parecerán provenir de Dios y que por consiguiente pervertirán la fe. El Señor Jesucristo no se estaba refiriendo a algo aislado, sino que dijo: “Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y engañarán a muchos” (Mr. 13:6). De hecho, tal movimiento ya lo tenemos aquí y está creciendo con el apoyo de esos que deberían saberlo mejor.

Bill Bright habla y escribe con entusiasmo de que “Estamos próximos a experimentar el mayor avivamiento en la historia de la iglesia”. Pat Robertson está de acuerdo, y se refiere “al tiempo más extraordinario de avivamiento que la humanidad haya jamás conocido”. Otros afirman cosas similares. Desafortunadamente, lo que ellos alaban se caracteriza por un abandono de la sana doctrina y tolerancia por los falsos profetas. Tal credulidad y el rechazo a la guía bíblica le ha abierto la puerta al ocultismo. El poder de Satanás es limitado. Janes y Jambres sólo podían duplicar los milagros de Dios hasta cierto punto. Cuando el poder de Satanás falla, el falso profeta queda con sus propias armas. No obstante, a pesar de que estos impostores cometen errores tan obvios, los ingenuos que los apoyan continúan honrándolos y siguiéndolos.

Cada mes son millones las cartas que envían esos numerosos ministerios. Se trata de cartas computarizadas a las cuales se le inserta el nombre de la persona y se hace uso de muchas otras estrategias para que parezca que se trata de un mensaje personal. Nuestro ministerio ha recibido un número incontable de cartas de estos tele-evangelistas. Muchas dicen, que el escritor pasó gran parte de la noche orando por la persona a quien le dirige la carta, o que el escritor recibió una revelación especialmente para esa persona. Tales reclamos son increíbles. Es humanamente imposible que estos tele-evangelistas oren personalmente por cada una de las miles de personas que están en su lista de correo, además de mantener un registro de las necesidades individuales de cada uno y tener profecía para cada uno.

En una carta que enviara Oral Roberts, dice: “… el don de profecía vino sobre mí… y recibí 33 predicciones sobre usted (aquí la computadora inserta el nombre de la persona)”. Los falsos profetas cuentan con la credulidad de sus seguidores. A no dudar muchos de los que recibieron la carta se sintieron halagados de “que un hombre de Dios” hubiera recibido profecías específicas para él o ella, sin imaginar que muchos miles más recibieron una carta idéntica.

Y me pregunto: ¿Está Oral Roberts engañando deliberadamente a sus seguidores a fin de recibir la ofrenda de “la semilla de fe” o está verdaderamente engañado y piensa que recibe revelaciones de Dios? El periódico The News Sentinel de Knoxville, Tennessee, publicó esta carta al editor que dice: “Debido a la urgencia de mi esposa enferma de muerte, contribuí con cientos de dólares al imperio de Oral Roberts. A ella le lavaron el cerebro para que creyera que Dios le iba a restaurar la salud…”.

“Aproximadamente un año después de su muerte, llegó una carta a su nombre firmada por Oral Roberts, en la cual aseguraba que había hablado con Dios la noche anterior y que le había asegurado que sanaría por completo… Esto me indignó tanto que le di la vuelta a la carta y le escribí en el dorso de la página diciéndole, que era un mentiroso, que Dios nunca pudo haberle dicho tal cosa, porque Dios sabía que mi esposa ya estaba en el cielo hacía más de un año. No recibí respuesta alguna”.

“¿Cuándo será que las personas crédulas van a dejar de enviarle dinero a esos, quienes sean, para que ellos se compren cadillacs… y demás?”.

En Johannesburgo, África del Sur, a comienzos de 1996, un hombre sufrió un colapso durante una campaña evangelística de Benny Hinn y lo sacaron cargado. Benny le aseguró a la audiencia, que el Señor le había dicho que el hombre se pondría bien, pero de hecho murió en la ambulancia cuando iba camino al hospital. En el servicio de la víspera de año nuevo de 1989 en su iglesia en Orlando, Florida, Benny pronunció una serie de profecías falsas. Ésta fue una: “Dios me ha dicho y también le ha dicho a usted… que para el año 1994 ó 95, no más de eso, destruirá a la comunidad homosexual en Estados Unidos… los destruirá con fuego”. Esto no ocurrió, a pesar de todo la seguidores de Hinn continuaron aumentando.

Kenneth Copeland asimismo ha dado numerosas profecías falsas, muchas tan flagrantes que sólo los muy tontos o muy crédulos pudieron haberlas tomado en serio. Sólo permítame citarle un ejemplo: “Conforme avancemos hacia el mes de enero[de 1976] usted verá un derramamiento muy grande de la gloria de Dios, algo que nunca se había visto en la historia de este mundo… Extremidades que fueron amputadas serán restauradas por el poder de Dios… Globos oculares serán reemplazados, en las cuencas que estaban vacías… Dios hará que el automóvil que usted conduce y que recorre 17 kilómetros con un galón de gasolina, recorra 113 kilómetros con ese mismo galón, ¡el mismo vehículo viejo!”.

Nada de esto ocurrió. El pueblo de Israel recibió instrucciones de apedrear a tales profetas, pero los líderes cristianos de hoy los honran y sus seguidores esperan con anticipación las siguientes palabras del “pastor”. Todas estas falsas profecías son recibidas con aplausos y promovidas entusiásticamente en la televisión por Paul Crouch asimismo por Pat Robertson.

El anhelo de los carismáticos por recibir revelaciones extra-bíblicas ha abierto la puerta al ocultismo. Pat Robertson recibió una profecía del Señor de que iba a ser postulado para presidente de Estados Unidos en 1988. Cuando Bob Slosser lo cuestionó sobre esta “revelación” y le preguntó: “Si Dios lo llamó para postularse como presidente, ¿por qué fracasó y no recibió la nominación presidencial de los republicanos?”. Esta fue su impactante respuesta: “Supongo que podríamos hacerle esta misma pregunta a Jesús. Dios lo envió para que fuera el Mesías de Israel y Rey de Israel, entonces… ¿por qué fracasó en esa primera ocasión y fue crucificado?”. ¡Qué herejía!.


Engañando y siendo engañados

Cuando me refiero al hecho de que esas personas están llevando a la Iglesia hacia el ocultismo, no estoy sugiriendo de ninguna manera que lo están haciendo necesariamente en forma deliberada. Muy pocas personas, ni los propios ateos, se involucran intencionalmente con el ocultismo. Tampoco el creador de la película “La guerra de las galaxias” intentó involucrarse en algo diabólico, al referirse al lado bueno de la Fuerza. Sin embargo, se estaba refiriendo a un poder que no proviene del Dios verdadero que creó el universo, sino a una fuerza que sólo puede provenir de Satanás.

Por tres años, Pablo con lágrimas en los ojos, le hizo esta advertencia a los ancianos en Efeso: Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno” (Hch. 20:28-31).

El movimiento carismático en particular sigue a hombres y a mujeres que hablan cosas perversas y prometen señales y prodigios, entre ellos Kenneth Hagin, Kenneth y Gloria Copeland, Marilyn Kickey, Frederick K. C. Price, Oral Roberts, Pat Robertson, Benny Hinn, Yonggi Cho y otros. No dudo que todas estas personas crean sinceramente que están sirviendo a Cristo, pero la realidad es que han pervertido las Escrituras. Enfatizan el poder del Espíritu Santo y pasan por alto que el Espíritu Santo es el Espíritu de verdad. El poder ocultista que despliegan estos falsos profetas hace que sus seguidores no tomen en cuenta todo lo demás. A continuación vamos a examinar un poco más a una de las principales estrellas en este universo rutilante.

Una cosa es que Benny Hinn diga que la unción y el supuesto poder que tiene para obrar milagros proceden de Dios y otra bien diferente es pretender que la mayor parte de su teología le ha sido revelada directamente por el Espíritu Santo. Mientras proclama que está «bajo la unción», de sus labios brotan las enseñanzas más disparatadas que uno sea capaz de imaginar. Sólo para darle un ejemplo, Hinn sostiene que el Espíritu Santo le reveló que las mujeres fueron creadas originalmente para dar a luz por el costado.

Dice: «El Espíritu Santo me dijo, y yo me volví como loco buscando en la Palabra de Dios, que el plan original de Dios era que la mujer diera a luz a sus hijos por el costado. ‘¿Qué?, me dije. No hay ninguna palabra en la Biblia que diga que Dios también dio a luz por su costado. Pero… ¡Jesús dio a luz a la iglesia por su costado! Adán dio a luz a su esposa por su costado… Fue el pecado el que lo cambió todo… Fue el pecado el que transformó su carne y su cuerpo. Cuando Dios sacó a la mujer del hombre, cerró su costilla. Pero ella fue creada exactamente como él. En otras palabras, fue creada con una abertura en el costado por donde sus hijos debían nacer…

En el momento fatal, en que desobedecieron a Dios, a Adán y Eva se les cerró la puerta del Edén y Dios fue expulsado de la tierra. Satanás ahora tenía derechos legales sobre la tierra y sobre todos sus habitantes y Dios quedó afuera buscando desesperadamente un camino para volver a entrar.

Dios, en un destello, se había convertido en la falla más grande de todos los tiempos. No sólo había perdido su ángel en la posición más importante, al igual que por lo menos un tercio de sus otros ángeles, ¡sino que ahora también había perdido al primer hombre, la primera mujer y la tierra y toda su plenitud!»

Hinn también dice: «Adán fue un super-hombre cuando Dios lo creó. No sé si las personas saben esto, pero fue el primer super-hombre que haya vivido jamás. Primero que todo, la Escritura declara claramente que tenía dominio sobre las aves que vuelan en el aire y los peces del mar, lo cual quiere decir que volaba. Claro está, ¿cómo podía tener dominio sobre las aves y no poder hacer lo que ellas hacían? La palabra ‘dominio’ en hebreo, claramente declara que si usted tiene dominio sobre algo, eso quiere decir que puede hacer todo lo que el otro sujeto hace. En otras palabras, si la criatura hace algo que usted no puede hacer, entonces no tiene dominio sobre ella. Esto prueba además, que Adán no sólo volaba, sino que volaba en el espacio. Con el pensamiento podía transportarse a la Luna.

A pesar de todo, incluso después de crear una super-criatura como Adán, Dios no estaba completamente satisfecho. Sabía de alguna forma, que faltaba una pieza en este rompecabezas. Así que poniendo su mente en acción, Dios tuvo una vez más una idea cósmica genial. En un destello comenzó a darse cuenta que Adán estaba hecho a su propia imagen, por lo tanto es obvio que debía tener como él mismo las dos naturalezas, que debía ser tanto mujer como hombre. Así que se dispuso a separar la parte masculina de la femenina. No dispuesto a desperdiciar un solo momento, ¡Dios entró en acción! Haciendo caer a Adán en un sueño profundo, lo abrió y le removió la parte femenina de la masculina e hizo un ser de una belleza sobre pujadora. Hizo a la mujer, un hombre con un vientre, y le llamó a este hombre con vientre ‘Eva’».

El Espíritu Santo supuestamente le ha revelado, cosas tan sacrílegas como de que el hombre es «Dios en miniatura». Y dice: «Dios descendió del cielo, se hizo hombre e hizo a los hombres dioses en miniatura cuando regresó al cielo como un hombre. Él está frente al Padre como un hombre. Yo estoy frente al Diablo como un hijo de Dios. ¿Entiende de qué estoy hablando? Pero… Usted me dirá: ‘¿Quiere decir entonces Benny que yo soy un dios en miniatura? ’Usted es un hijo de Dios, ¿no es cierto? ¿No es verdad que es hijo de Dios? Usted es una hija de Dios, ¿no es cierto? ¿Qué otra cosa más puede ser? ¡Deje de divagar! ¿Qué más es usted?… ¿Acaso no es él Dios? ¿Acaso no somos sus descendientes? ¿Sus hijos? ¡No podemos ser humanos!… Estos dioses en miniatura ya no están más sujetos al azote del pecado, enfermedad y sufrimiento».

Benny ha dicho en muchas ocasiones que visita las tumbas de Kathryn Kulman y de Aimee Simple MacPhearson para recargar su unción. Eso por sí sólo es bien inquietante. Escuche su propio testimonio: «Una de las experiencias más extrañas que he tenido, la tuve hace unos años cuando visité la tumba de Aimee en California. La tumba de Kathryn Kuhlman también se encuentra cerca de la de Aimee. Cuando estuve allí sentí una terrible unción. De hecho estaba temblando, cuando visité la tumba estaba estremecido… Creo que la unción partió del cuerpo de Aimee. Alguien me preguntó: ‘¿Cómo dice usted que pudo sentir la unción desde una tumba?’ Y le respondí: ‘No lo sé, sólo sé que lo sentí…’ ¡Es increíble, asombroso! También me he enterado de personas que se han sanado cuando visitaron sus tumbas. Fueron completamente curadas por el poder de Dios. Tal vez esto parezca extraño. Pero Hermanos, estas cosas tal vez nunca lleguemos a comprenderlas…»

Es importante reconocer dos hechos indiscutibles acerca del ministerio de Benny Hinn: Lo primero es que no tiene ninguna educación teológica formal, ni tampoco ha asistido siquiera a una escuela bíblica acreditada, y lo segundo es que es parte del Movimiento de Fe. Las siguientes porciones que citaré a continuación tomadas de un mensaje de Benny Hinn, revelan por completo la dirección que sigue su locura carismática. La necromancia es la comunicación con los muertos y es algo completamente prohibido por la Biblia. Moisés dijo: “No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos” (Dt. 8:10,11).

Isaías añadió una advertencia clara de que debemos buscar a nuestro Dios mediante su ley y su testimonio, si recurrimos a cualquier otra fuente es porque estamos en tinieblas espirituales. Escuche sus palabras: “Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos? ¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido” (Is.8:19,20).

Escuche las declaraciones que hiciera el señor Hinn en el Blaisdale Arena, en Honolulu, Hawaii, el 28 de febrero de 1997: «He tenido momentos de una unción tal, que es verdaderamente difícil para mí describirlos. Ha habido instantes en que no sólo he sentido la presencia de Dios, sino que he percibido su olor. Así fue esta mañana aquí mismo. Otros a mi alrededor también sintieron la fragancia del incienso. En Detroit, Michigan, la presencia de Dios era tan grande, que el entero edificio se llenó con una niebla y todos comenzamos a respirar y a oler la presencia de Dios, el incienso… Pero no sólo he sentido la presencia de Dios, ni la he olido, sino que lo he visto con mis propios ojos.

Él es más real para mí que mis propios hijos. ¿Y saben algo? Para mí es muy difícil explicarlo, pero voy a decirlo. Cada vez que hablo con él y le veo, puedo ver lo que lleva puesto, cuál es el color de su vestido. Le he visto tantas veces, en una forma regular… A menudo lo veo vestido de azul, hermoso, con una vestidura como de seda. Y debajo de esto veo una prenda de vestir blanca. Una blanca y una escarlata. En otras ocasiones su vestido es todo blanco. Y usted me preguntará: ‘¿Cuándo lo ve?’ No lo sé, sólo lo veo. Y a menudo cuando lo contemplo, sé si está contento o no conmigo. Ha habido ocasiones que lo he visto con una sonrisa. En otras lo he visto con una expresión seria. En oportunidades, no puedo realmente decirlo, porque es casi como si estuviera envuelto en una bruma. No sé porque permite que lo vea. Pero lo veo. Y me habla claramente. Me dice lo que debo hablar y cosas por las que debo orar. Yo le hago preguntas que probablemente la mayoría de las personas no le hacen. Por ejemplo, le digo: ‘Señor, muéstrame mi futuro’. En realidad, tuve una visión. Me vi a mí mismo como un anciano con cabello blanco y llevaba puesto un vestido oscuro con rayas, y mis hijas… tenían 30 años y un hermoso cabello rizado. Lucían como la esposa de Dino. ¿Cuál es el nombre de la esposa de Dino? ¿La hermana de Gary? Sharon. Y dije: ‘¿Señor, cuánto voy a vivir?’ Y me dijo: ‘69 y si te cuidas 73’. Por lo tanto quiero ser como una rueda de molino. Le he preguntado esta clase de cosas. También le he preguntado acerca de personas.

Esto es reciente. No estoy hablando de algo que me ocurrió hace tiempo Medía cerca de un metro con 88 centímetros. Era un anciano. Tenía una barba, blanca como la chaqueta de Norvelles. Una barba blanca resplandeciente. Su rostro estaba algo delgado, ¡pero se advertía en él una expresión decidida! Sus ojos eran azul como el cristal. Tenía una vestidura blanca, más blanca que mi camisa. Llevaba puesta sobre su cabeza una especie de chal. Lucía como un sacerdote. Cada parte de él resplandecía como el cristal. Y hablé y le dije: ‘¿Señor, quién es este hombre que veo? ’Sé que tal vez piensen que me estoy volviendo loco, pero el Señor me dijo: ‘¡Elías el profeta!’ Eso ocurrió días antes de mi segunda unción. Después de eso mi ministerio literalmente se duplicó. Nunca había compartido esto. ¡No quería que las personas se asustaran y fueran a pensar que me volví loco!¡Y ocurrió dos veces!… Y después de esta unción el ministerio aumentó al doble. Ahora, no entiendo por qué el Señor me permitió ver esto. No sólo he visto ángeles, he visto santos. ¿Les puedo contar? Esto tal vez los impacte un poco más. El Señor me dio una visión de Kathryn Kuhlman, sentada con lo que parecía ser un grupo de personas… y cada uno de ellos parecía urgirme a que orara. Ahora, sé que esto parece locura, pero está bien…Me gustó lo que vi…Estuve orando por horas…Por lo menos 70 de ellos estaban sentados en un grupo y me decían, ‘¡Ora! ¡Pídele a Dios que te de un ministerio de sanidad que toque el mundo!’ De súbito, escuché la voz de Kathryn y allí estaba ella tan clara como el cristal. Con una hermosa sonrisa me dijo: ‘¡Pídelo!’ Y la visión desapareció. Yo dije de súbito: ‘¡Señor!’ Y se lo pedí. Una semana después la unción vino sobre mi vida. Creo que los santos en el cielo nos urgen para que oremos. ¡Nos urgen a que lo hagamos! ¿Quiere saber por qué lo creo? Usted dirá: ‘¡No está en la Biblia!’ ‘Muéstremelo’. ‘¡Jesús vio a Moisés y Elías que vinieron a hablar con él sobre su pasión en la cruz! Damas y caballeros, ¡hay algo más que quieran saber de Dios! ¿Y por qué razón estoy diciéndoles esto? El Señor me lo dijo hace sólo unos días. Me dijo: ‘Estás próximo a llegar a un nuevo nivel. ¡Prepárate!’ Y ya estoy sintiendo el tumulto en el cielo. Alguien está próximo a hablarme nuevamente. Algo está próximo a ocurrir una vez más. No sé qué es. Estoy tan emocionado que siento mariposas en mi estómago. Siento algo. He estado últimamente con tres profetas, personas que conocen la voz de Dios y que me han dicho: ‘Estás próximo a caminar hacia una nueva herencia en el espíritu’. No sé que será o cuándo vendrá, pero está llegando. Y hoy el Señor está poniendo en mi corazón que ore por usted para que camine hacia una nueva herencia en el Espíritu Santo».

Note que el señor Hinn declara que ha visto a santos muertos y que habla con ellos, que le dan instrucciones y le dicen que estaban orando por él. Esto es necromancia, la comunicación con los muertos. Él incluso agregó, que la necromancia era bíblica, que la apoyaba la experiencia que tuvo Jesús en el monte de la Transfiguración cuando Moisés y Elías hablaron con él.

Tenga mucho cuidado, porque personas como Benny Hinn, Kenneth Copeland, Kenneth Hagin, Paul Crouch y demás, hombres que enseñan doctrinas de demonios, van a continuar descendiendo en un error mucho más profundo. Es lo natural. La verdad es progresiva y edificadora, mientras que el error es destructivo y regresivo. Las personas no somos una isla y estos hombres que son voceros de la fe cristiana ante el público y representan al Señor Jesucristo ante millones a través de sus programas de televisión, están predicando a un Jesús diferente, un evangelio diferente y un espíritu que no corresponde con el Espíritu Santo que nos revelan las Escrituras.

El apóstol Pablo tuvo palabras muy fuertes para quienes siguen las enseñanzas de estos falsos maestros. Dijo: “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema” (Gá.1:6-9).

Via. RadioIglesia
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: