La Sociedad en la cual vivimos y aún en estos tiempos existe una crisis de Fe,  son pocas las personas que tienen un concepto optimista del futuro,   la mayoría de la gente no tiene Fe en que sus matrimonios serán duraderos,  que los políticos servirán honradamente a su país,  o que el sistema educativo los preparará adecuadamente para los desafíos que los esperan en el futuro.   Al enfrentarse a los apuros de la vida diaria,  muchas de las personas sencillamente no tienen la confianza de que el mañana será mejor que el presente. El agobio y la desilusión y aún la amargura de la gente se puede sentir y oler a diario,  los sentimientos de que “cada día el rico es más rico y el pobre más pobre”,  y “de que nunca sale nada bien” o que el empoderamiento de algunos sectores económicos de la sociedad son un gigante que nadie puede derribar.  Al mismo tiempo mucha gente  considera que los principios de la Biblia son condenatorios y que sus promesas están obsoletas.  El concepto que predomina es que debemos aceptar y dar validez a todas las opiniones,  sin importar cuáles sean,  ni la perversión y desviación de la verdad que estas contengan.  Quizás no se niega la existencia de Dios pero se tiene la idea que este esta tan lejos de la existencia del hombre que difícilmente pueda comprender los problemas que este posee a diario,  el materialismo,  el humanismo y la decadencia moral de la sociedad en su conjunto  juegan un rol importante para que el hombre dude,   lo que inevitablemente conlleva la falta de fe.

La misma religión es superficial en esto,  de hecho,  mucha gente que se considera cristiana no tiene conocimiento básico de las enseñanzas de la escritura,  ni de lo que Dios dice para ellos,  por ende,  podemos concluir que toda la vida del hombre se traduce a gustos personales y satisfacer sus propios sentimientos sujetándose a cualquier cosa que provoque un sentimiento de bienestar.  Cómo hay un dicho conocido: “Del dicho al hecho hay mucho trecho”,   nuestro Señor Jesucristo relató una parábola que demuestra la necesidad de tener y practicar una fe viva,  habló de una viuda a quien un juez no le quería hacer justicia;  pero ella insistió con tanta perseverancia que finalmente el juez decidió ayudarla,  porque ya estaba cansado de tanta insistencia. (Lucas 18:1-5).

Jesús se valió de este ejemplo de la vida diaria para explicar la promesa de Dios de ayudar a los que él ha llamado,  El Señor nos asegura que el Padre contestará nuestras oraciones y no las dejará sin respuesta,  ¿Tiene Usted Fe en que contestará las suyas?.  Entender las instrucciones de Dios y obedecerlas inspirará nuestra vida de Fe en él y en sus promesas.  La Fe nos ayuda a hacer frente a nuestro mundo tan turbulento y confuso del cuál hablamos en el principio,   nos  da la confianza y seguridad que necesitamos para poder seguir adelante. La Fe no es un ingrediente mágico,  no obstante,  nos conduce a una actitud de verdadera confianza en Dios.  La fe nos da la seguridad de que Dios tiene el poder y la voluntad de obrar en nuestra vida.  A medida que se fortalece,  la fe deja de ser únicamente una convicción intelectual para convertirse en un compromiso y un modo de vivir;  no solamente creemos que Dios se preocupa por nosotros,  sino que nosotros deseamos hacer su voluntad.   La Biblia nos da la certeza que “el justo por la fe vivirá”,  entonces esta guía convence internamente que somos hijos de Dios y que el tendrá cuidado de nosotros apoyando nuestra vida en la tierra y preparando nuestras almas para una vida mejor,  por lo mismo,  no esta basada en sentimientos,  sino en verdades bíblicas,  la palabra de Dios que habla a cada individuo porque Dios conoce su vida y sabe cuáles son sus preocupaciones y sus conflictos.

Por lo mismo,  el nos provee descanso a las preocupaciones y una profunda convicción basado en el conocimiento y la relación personal con él,  quien esta al pendiente de nuestra existencia y hará conforme su voluntad,  lo mejor para nosotros,  activemos la verdadera Fe en Dios.

Via. La Iglesia Virtual de Cristo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: