Archivo para noviembre, 2011

Manifestaciones Demoniacas en el Neo-Pentecostalismo

Cristotecas , el mundo metido en la ” iglesia”

La Navidad y El Arbol Pagano 2

La Navidad y El Arbol Pagano 1

Falsa Iglesia Emergente

La nueva alabanza y el sincretismo religioso

Es muy frecuente escuchar ideas de modernización dentro de la iglesia, y específicamente respecto al la música. Los himnos tradicionales, históricamente aprobados, ya no son apetecidos ni valorados por esta oleada de cultores de la “nueva alabanza”. La búsqueda de resultados numéricos y de transformar la iglesia en un núcleo atractivo para el mundo, ha dado pie a una verdadera fiebre de pragmatismo y sincretismo religioso, pretendiendo fusionar lo santo con lo profano a fin de evangelizar. No obstante, el tema no resiste análisis; el pretender igualar y hasta reemplazar a los himnos tradicionales por la nueva alabanza, nos revela el indigente estado espiritual y la ruina de la iglesia. Las composiciones tradicionales son verdaderos estudios doctrinales, lleno de alabanza a Cristo y su gracia. La nueva alabanza no hace otra cosa que repetir un par de frases y ensalzar la virtud humana por sobre la gracia de Dios, y para que hablar de la música que acompaña a estas famélicas composiciones, porque los ritmos sensuales y casi eróticos que hoy se elevan como alabanzas a Dios, son realmente impresentables. La nueva alabanza apunta a satisfacer al viejo hombre y no al espiritual. Es una gama de sonidos, melodías y ritmos que invitan al zangoloteo. La Biblia es muy específica en declararnos cual es la línea de los cánticos que deben estar dentro de la iglesia, veamos:

(más…)

Tibia palabrería en el púlpito

Los tiempos actuales de la iglesia evangélica están revestidos de una cáscara de dulzura, liviandad y tibia palabrería. Nadie quiere ofender al otro, es como si no existiera el mandamiento a “redargüir” (2Timoteo 4,2). Todo debe ser liviano y las palabras lacerantes del Señor Jesús deben permanecer censuradas por ser consideradas como nocivas y atentatorias a la unidad y reconciliación. Palabras como arrepentimiento, infierno, pecado, condenación o hipocresía, han sido estrictamente prohibidas por el clero actual.

Aquellos que se arrogan ser los “ungidos”, personas intocables y autoproclamados como voceros de Dios, han elevado una decidida censura a la Palabra de Dios, mutilando el consejo de Dios, rebajándolo a un simple mensaje social y reconciliador.

Con esta premisa, los clásicos de púlpito están perdidos, no se oyen ni en las calles ni en los medios de comunicación, y solo se encuentra en pequeños grupúsculos y remanentes que más que buscar la aprobación de los hombres, procuran con o sin fuerzas agradar al Señor y guardar su palabra.

Con este pequeño estudio, se pretende analizar a la luz de las escrituras, los tiempos de tibia palabrería que abunda desde los púlpitos.

He aquí, algunas de las palabras que se han perdido y que nadie quiere hablar ni escuchar:

1.“Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado” Mateo 4:17

Estas son las primeras campanas del evangelio que sonaron en el ministerio del Señor Jesús. Una palabra imperativa, urgente y molestosa al oído humano. A nadie le agrada que le digan que se tiene que arrepentir.

La palabra “arrepentimiento” significa “Cambiar de manera de pensar”, es decir, dejar de concebir en la mente conforme a la voluntad y razonamiento humano y volverse hacia Dios aceptando sus designios, la santidad de su carácter y la profundidad de su enseñanza. A ningún hombre le gusta que le digan que debe arrepentirse y volverse a Dios. Eso viene a ser como el encendido de un enorme y brillante faro cuya luz penetra en medio de las tinieblas.

(más…)

¿Es correcto juzgar de acuerdo a la Biblia?

¿ES CORRECTO: Juzgar De Acuerdo a La Biblia, Delatar Errores, Decir Nombres, Denunciar Falsas Doctrinas?

Muchos hoy en día creen que es incorrecto delatar el error y decir nombres. Los liberales siempre han parecido creer esto, pero en tiempos recientes ha sido expuesto ampliamente por evangélicos y carismáticos. Ahora estamos viendo ese error fatal siendo declarado por esos que profesan ser fundamentales bíblicos. Esos que creen fielmente en exponer o delatar el error de acuerdo a la Biblia, ahora están siendo ampliamente denunciados y acusados de ser descorteses y faltos de amor. En este escrito pretendemos presentar la enseñanza que la Biblia guarda en este tema de vital importancia.

I. Es Correcto Practicar El Juicio Bíblico. Uno de los versículos malamente usados de la Biblia es, “No juzguéis, para que no seáis juzgados” (Mateo 7:1). Cada versículo de la Escritura debe ser leído en su contexto, si vamos a entender propiamente su significado. En los versículos 2-5 del mismo capítulo es evidente que el versículo 1 se refiere a juicio hipócrita. El hermano que tiene una viga en su propio ojo no debe juzgar a otro que tiene una paja en el suyo. La enseñanza es clara, usted no puede juzgar a otro de su pecado si usted es culpable del mismo pecado. Esos que se aferran a “No juzguéis, para que no seáis juzgado,” al condenar a esos que delatan el error, deberían leer el capítulo entero. Jesús dijo, “Guardáos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas….” (v. 15). ¿Cómo podemos conocer a los falsos profetas si no los juzgamos de acuerdo a la Palabra de Dios? Si conocemos a los falsos profetas, ¿cómo podemos desprevenir a las ovejas de esos “lobos rapaces?” A través de toda la Biblia encontramos la enseñanza de que debemos identificarlos y delatarlos. “Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos” (Mateo 7:16-17). ¿Dijo acaso el Señor que no podíamos juzgar el arbol (persona), por el fruto de su vida y su doctrina? Ciertamente no, porque no pudieramos saber sin juzgar. Todo juicio debe hacerse en las bases de la enseñanza bíblica, y no acuerdo a caprichos ni prejuicios. “No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio” (Juan 7:24). Aquí el Señor nos manda que “juzguemos con justo juicio” el cual es unicamente basado en la Palabra de Dios. Si el juicio se realiza bajo alguna otra base, no siendo la Palabra de Dios, es una transgresión de Mateo 7:1. El diccionario dice que un juez es “uno que declara la ley”. El cristiano fiel debe discernir o juzgar de acuerdo a las bases de la inspirada ley de Dios, la Biblia. Un fornicario es descrito en 1 Corintios 5:1-13. Pablo “juzgó” (versículo 3) al hombre a pesar de que estaba ausente, y dijo a la iglesia de Corinto que deberían “juzgar” (versículo 12) a los que estaban dentro. La palabra griega para “juzgar” es la misma en Mateo 7:1. Pablo no faltó a “no juzguéis, para que no seáis juzgado” al juzgar al hombre, ni en instruir a la iglesia a juzgar tambien. Todo este juicio fue de acuerdo a la Palabra de Dios. Una persona que es capaz de discernir entre el bien y mal, tiene por lo menos uno de los mayores signos de madurez espiritual. “Pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal” (Hebreos 5:14). W.E. Vine, dice acerca del significado de “discernir”, “una distinción, una clara diferenciación, discernimiento, juicio; se traduce ‘discernir’ en 1 Corintios 12:10 discernimiento de espíritus, juzgando por evidencias si es que son de Dios o son del maligno”. Esos que no desean o son incapaces de discernir o juzgar entre lo bueno y lo malo, están de esa forma revelando ya sea su desobediencia o su inmadurez.

(más…)

10 Signos de una Iglesia Apóstata y Carnal

Encontrar una iglesia libre de mundanalidad en estos días puede ser desalentador. Hay tantos ladrones y pastores endemoniados en las iglesias en estos días, que puede ser una tarea difícil encontrar una iglesia que satisfaga sus necesidades espirituales, en lugar de hacerle cosquillas a sus fantasías carnales. La Biblia nos dice que el diablo puede transformarse en un ángel de luz y sus ministros en ministros de la injusticia. ¿Por qué un “cristiano” tendría el deseo de estar en una iglesia que está llena de maldad y carnalidad? ¿Por qué un “creyente” quisiera estar en una iglesia que parece mas un club, un partido o un lugar donde no hay ninguna diferencia entre lo santo y lo profano? ¿No entiendo por qué la gente vive vidas inmorales y desordenadas y luego toman participación en sus congregaciones, como si nada? ¿Cuál es el punto? Si usted está en pecado, entonces ¿por qué practica el pecado y luego quiere fingir ser Hijo de Dios? Vemos la iglesia de hoy moralmente en declive a causa de los dirigentes que pretenden ser siervos de Dios, pero son y viven vidas carnales. La culpa no es solo de los pastores, pero también es del montón de cristianos carnales que siguen a estos maestros y ministros a donde quiera que ellos vayan. Vamos a explorar los 10 signos de una iglesia carnal, de manera que aquellos de ustedes que realmente han nacido de nuevo, puedan identificar claramente entre una iglesia espiritual y una carnal. Usted no quiere exponer a su familia bajo la lluvia de disparates y enseñanzas anti-bíblicas que muchas iglesias hoy están practicando. Así que, aquí están los 10 signos de una iglesia carnal:

1-Evangelistas y Predicadores Mercaderes – Cuando te enteras de que predicadores como el “hombre que invoca la prosperidad”, ha visitado la iglesia o la iglesia está debajo del ministerio apostólico de alguno de estos Mercaderes del Evangelio, ¡haz tu primera y última visita! Pastores que quieren dinero aportarán a estos ladrones, y adoptarán los mismos principios de prédica. Ellos usarán el púlpito como una presentación de marketing y aportarán a que estos mercaderes del evangelio, sigan robándole dinero al pueblo. Este es un truco, porque mientras el pastor se enriquece, la gente en la iglesia se queda pobres. Algunos prosperarán porque ya eran prósperos, pero la persona promedio nunca será más de lo que ya era antes. ¡Cuidado, es un esquema de la pirámide espiritual! (más…)

La modestia en la vestimenta cristiana

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: